Visitas

sábado, 7 de enero de 2006

UN POST QUE TENIA PENDIENTE...

...desde el pasado 27 de Diciembre de 2005, a la vuelta de nuestra estancia en Barcelona.

Comentando con Almenara las sensaciones vividas en nuestra visita a Barcelona después de 10 meses, le dije que pondría en un post todas esas sensaciones porque necesitaba tiempo para analizarlas, y mientras instalo el Flight Simulator en Pekenyo (es el portátil), procedo a describir en la medida de lo posible esas sensaciones.

El titular es... NO HE VUELTO A CASA.

No he encontrado esa calidez en sus calles, ni en su humedad, ni en las playas, ni en los autobuses, ni siquiera en su mierdosfera tan querida y cotidiana en un urbanita como yo. He tenido la desagradable sensación de estar en un sitio extraño a mi, a pesar de haber vivido 36 años de mi existencia en esa ciudad.

Hace apenas 11 meses, yo me desenvolvía en ella como Pedro por su casa, formando parte de la arquitectura urbana de la ciudad, en cambio, en apenas 5 días, he tenido la que creo que es la sensación de alguien que viene de fuera y que nunca conseguía entender por mucho que me la explicase; la frialdad de una gran urbe, el anonimato de las caras nuevas cotinuamente, el carácter cerrado a priori de una masa ingente que va a su bola, etc...

A pesar de haber estado con familia y algunos amigos, a pesar de que la ubicación de sitios y gentes no ha cambiado, TODO ha cambiado, al punto de no reconocerme ni a mi mismo. LLegué con una ilusión desmesurada y con el corazón impaciente por intentar recordar en 5 días toda una existencia, y me marché con una profunda tristeza por tener la sensación de soledad en mi mismo.

Supongo que alguien que pueda leer este post no entenderá un pijo de lo que aquí he descrito pero, también creo que los sentimientos y las sensaciones de uno mismo son tan personales, que rara vez pueden ser interpretados por otra persona a uno mismo.

en fin, sólo me queda volver en verano y comprobar si estas sensaciones se repiten o, por el contrario, ha influido el agobiante ambiente navideño, que tanto suele escañar a algunos como yo.

PD. a pesar de todo, Barcelona es única en el mundo. ;)

3 comentarios:

Hannah dijo...

Hola, el Séneca, primero FELIZ 2006, y luego expresarte mi deseo de que cuando vuelvas a tu ciudad en verano, puedas mirarla con otros ojos, con los ojos que te permitan un verdadero reencuentro no mediatizado ni sesgado por extrañas influencias, un reencuentro desde tus vivencias personales y recuerdos, desde tu afecto, desde, en suma, tu ser.

Un abrazo

Hannah

Rowi dijo...

A mi me sucedió lo mismo cuando regresé de Lugo. Durante unas semanas me sentí extraña en mi propio barrio o ciudad.
Cuando estamos dentro no nos damos cuenta de donde estamos metidos. Cuando salimos y queremos entrar, nos topamos con la realidad :).
Bicos.

monica dijo...

feliz 2006 a los tres!!!! en fin, yo creo que, simplemente (o no), has sido padre.
Un besazo.