Visitas

miércoles, 6 de agosto de 2008

SEVILLA TIENE UN COLOR QUE... ?????

El martes, estuve de paseo por Sevilla y junto a mi mujer y mis dos hijos, nos dimos una vuelta por el Parque de Maria Luisa y acto seguido, nos fuímos a la Plaza España.

Me entristeció muchísimo comprobar el estado deplorable en el que estos dos lugares estaban. Hace 3 años ya que vivo en esta ciudad y, como es natural, uno tiene tendencia a disfrutar de los espacios de ocio de allí donde vive. No puedo explicarme como es posible que estos dos sitios tan emblemáticos no han mejorado en este tiempo.

Tengo fotos de aproximadamente 2 años y medio, y las obras siguen estando en la misma situación. Las vallas en Maria Luisa son las mismas, el suela está en una situación de dejadez palpable, no se nota la sensación de frescor que debería imperar en un sitio tan poblado de vegetación a pesar del sol que cae…

Y en la Plaza España no mejora para nada este relato. Los minilagos siguen secos porque no los reparan, la fuente principal no ha sido restaurada, con lo que se ve a simple vista el deterioro de la piedra, las barandas de cerámica siguen rotas en su mayoría (he comprobado las fotos y son las mismas que hace 2 años y medio).

Para colmo tengo que escuchar desde el consistorio, que se va a destinar un montón de pasa para un montón de cosas nuevas para Sevilla y los Sevillanos. Me pregunto yo si, en lugar de destinar todo el dinero a cosas nuevas (que luego no se lucen porque no sabemos donde están), no se podría destinar esa pasta a arreglar y mantener lo que ya tenemos y que está claramente dejado de la mano de la alcaldía ?

Parecerá que soy inconformista o tocapelotas pero, antes que plantear unos puestos de servicio de bicicletas, o lavar la cara a los edificios del consistorio, o talar árboles indiscriminadamente, o a no controlar las farolas del alumbrado público encendidas a las 3 de la tarde, etc…no deberíamos prestar más atención a lo que ya tenemos y debemos conservar…

Ahí queda eso.

1 comentario:

Jean Bedel dijo...

Seneca, hacía mucho que no te leía y me he pasado por casualidad y acabas de actualizar. Me alegro de que sigas escribiendo por estos lares. Un abrazo. JB.