Visitas

sábado, 30 de julio de 2005

LAS TRIBULACIONES DE UN CATALAN EN CADIZ cap.19...

Resulta que hoy, Almenara y yo hemos empezado una de esas dietas que te dice la suegra por aquello de la barriga de uno y tal; la misma consiste en, para comer y cenar, un par de filetes de pechuga de pollo a la plancha, lechuga con cebolla en plan ensalada, y dos rodajas de piña al natural (no en almíbar) ; para merendar un café y dos rodajas más de piña.

Según la suegri, esta dieta (que no régimen) hay que llevarla a cabo 2 veces por semana y no se puede comer nada más que eso en los susodichos días...pués resulta que sobre las 22 horas de hoy sábado, y apenas haber termnado de cenar, he tenido que pasarme 1 hora en la taza del water con una diarrea del 15.

Automáticamente, al terminar y salir de esa maravillosa estancia que es la piedra angular de la familia, me he dirigido ipso facto a la nevera y me he bebido una coca-cola de lata pero cagando leches (nunca mejor dicho) más que nada, para cortar por lo sano con esa diarrea.


POR CIERTO, QUE MAÑANA VOLVEMOS A LOS CACERES ESOS POR UNOS 3 O 4 DIAS MAS POR TEMAS FAMILIARES...Ojito que amenazamos con volver, eh ?...Portaos bién

Escuchando I WILL REMEMBER de TOTO

2 comentarios:

Jean Bedel dijo...

Esas dietas milagrosas son milagrosas porque si las sigues continuar con vida es un milagro. Al final las únicas dietas que valen es la de la Pera (f**ar mucho y candado a la nevera) o la del Cucurucho (Comer poco y f**ar mucho). Esas no fallan.

el seneca dijo...

ya, pero tenemos un prblema, la parienta aun no tiene el tema con la misma soltura que antes del parto, y hay que ir poquito a poco ;) jj