Visitas

jueves, 11 de octubre de 2007

SIENTO UNA VERGÜENZA ENORME...

... de ser Barcelonés, Catalán y Español.

Y siento esa vergüenza por todo lo que se está cociendo en estos días. Siento vergüenza de ver el denigrante espectáculo que está dando la clase política española. Siento vergüenza de unos imbéciles que queman unas fotografías de los reyes de España creyendose en posesión de la única verdad y razón. Siento vergüenza de unos señores que se hacen llamar universitarios de la complutense de Madrid por la trifulca de un trozo de trapo llamado bandera. Siento vergüenza de lo lerdos que somos los españoles por no hacer nada para evitar este espectáculo. Siento vergüenza de los jilipollas que encima lo secundan y le dan aliento. Siento vergüenza que un día como el 12 de Octubre, que es un día llamado a la fiesta, se haya convertido en un día exclusivo para la controversia. Siento vergüenza de un país llamado España porque somos el hazmereir del mundo. Siento vergüenza de unos dirigentes que se creen ser los dueños de España cuando están para SERVIR a España. Siento vergüenza de algunos catalanes y de algunos vascos por pensar que Catalunya no es España y porque el País Vasco no es España. Siento vergüenza por ser español y constatar que cada día que pasa, somos menos personas. Siento vergüenza por el uso que se hace de los medios de comunicación masivos para hacer demagogia pura y barata. Siento vergüenza de como está actualmente España, tan dejada y tan desmembrada. Siento vergúenza por como estamos a día de hoy 11 de Octubre de 2007. Pero lo más grave de todo es que siento vergüenza por ese 54% de votantes que, teniendo la posibilidad de dar una lección a todos los capullos que están en el poder, siguen votando en unas elecciones. El día que no vote ni un 5% de 25 millones de posibles votantes, igual los políticos de darán cuenta de que el pueblo les está diciendo que son unos memos y que mejor se dediquen ha pelar cacahuetes. Claro que, así nos luce el pelo. Y no por decir esto soy menos Catalán ni Español. No necesito llevar una senyera ni una bandera española para saber que soy Catalán y Español. No necesito ponerme un adhesivo de un toro o un asno en la parte trasera de mi coche para dar nada a entender. No necesito que un capullo me de la bronca por hablarle a mi hijo de 2 años en Catalán por el temor a que mi niño no aprenda Castellano viviendo como vivimos en Sevilla. No necesito que todo un colectivo me diga que qué tal va por Esquerra Republicana de Catalunya cuando soy apolítico. No necesito que la incultura que hay en este país llamado España me haga una úlcera de estómago. No necesito que la gente me discuta si es lícito o no colgar una bandera de quien sea en el balcón. No necesito que unos pistoleros nos tengan acojonados por querer una independencia que haría desgraciados a miles de personas por satisfacer las ansias de unos pocos. No necesito que los políticos acaparen el 70% de los informativos de todo el país.


En resumen, estoy totalmente avergonzado.

2 comentarios:

Jean Bedel dijo...

Hiperventila Seneca, que te he notado pelín cabreado escribiendo este post :-). En realidad tienes toda la razón, pero crees que esto tiene arreglo?. Por cierto, lo de que no vaya nadie a votar, muy Saramaguiense :-)

el seneca dijo...

Si bueno...eso de que no se vote en una democracia es una tonteria como un estadio de fútbol. Mi comentario en este aspecto era más una mera situación "hipotética" que no un deseo. Disculpas si no se ha interpretado así ;) jjj