Visitas

lunes, 27 de marzo de 2006

LA TAN ESPERADA NOTICIA...

...Aún no se ha producido. A pesar de haber transcurrido ya unos días, me permito opinar sobre la famosa tregua de ETA y ya con un poco más de frialdad.

El deseo de casi todos sería el anuncio del cese definitivo de ETA como banda terrorista armada, y si acaso, el inicio de sus reivindicaciones por la vía política (eso es lo que casi todos dicen ) en lugar de una tregua ( que muchos consideran una trampa ). Creo que hay una gran diferencia entre esa premisa y la realidad.

Analicemos a dos bandas, por un lado la comunidad política y por el otro la comunidad de los ciudadanos de a pié.

La comunidad política lleva unos días intentando sacar rédito electoral del tema, por mucho que insistan en que no es así. La prueba es que siguen sin ponerse de acuerdo en cosas tan básicas como la manera de empezar este nuevo proceso que se ha abierto en España. Me pregunto yo donde están ahora las voces críticas que ponían el grito en el cielo cuando Carod Rovira pactó el fin de acciones terroristas en Catalunya...Si lo hacen los catalanes es una chulería y un desagravio y si lo hacen el resto de españoles está perfecto y es una esperanza. Reitero mi apoliticismo y no tengo simpatía para con Carod Rovira pero, el consiguió ese cese de hostilidades antes que el resto y a el se le tachó de insolidario, que pasa ahora con la insolidaridad del resto de España ? si han hecho lo mismo que unos meses atrás hizo ese señor ? donde está la diferencia ? El fin era el mismo pero, como en el resto de España no se ponen de acuerdo en como hacerlo y pierden el tiempo discutiendo, tachan de traidor e insolidario a otro que va y le pone solución al tema. Como siempre, es más fácil criticar las posibles soluciones de los demás en lugar de adoptarlas si son válidas. O es que ya se sabe que precio político han pagado los catalanes por el pacto con ETA ?

Por otro lado, la comunidad de los ciudadanos de a pié sigue igualmente dividida. Los que ven la posibilidad de evitar que les toque el brazo del terrorismo en ellos mismos, y las diferentes asociaciones de víctimas del terrorismo, que muchas de ellas, han puesto el grito en el cielo. Yo no he tenido la desgracia de haber perdido a algún ser querido por culpa de esta banda de asesinos pero, los que si han perdido a alguien, no creo yo que consigan que vuelva por mucho que se emperren en abortar cualquier proceso de paz con esta gente. Soy partidario que cumplan sus condenas hasta el final y más los que tienen sobre su cabeza delitos de sangre pero, los que no están en esa situación no veo porqué tienen que pagar unos platos que no son suyos. Puedo entender el dolor que embarga el corazon de las víctimas, y también puedo entender que tengan sentimiento de, incluso, venganza, pero lo que no puedo entender es, que habiendo una posibilidad de impedir que nadie más muera en esas circunstancias, aún se permitan el lujo de poner palos en la rueda de un proceso que puede desencadenar el fin del terrorismo en este país. Es ahora cuando, más que nunca, pueden y deben demostrar el agradecimeinto y solidaridad que se ha tenido con ellos desde la sociedad española ( que no de la política, que sigue jugando con ellos ), ayudando desde su experiencia y no desde su sentimiento de venganza e impotencia ( que no es en todos los casos pero si en algunos ).

Para ir concluyendo...

No me gusta el terrorismo, ni me gustan las armas, ni me gusta la hipocresia, ni me gustan las mentiras, ni me gustan los políticos y su manera de actuar, pero es lo que hay en este país y con ello hay que convivir. Es mucho más fácil tener una visión particular de la vida aunque no coincida con el de una inmensa mayoría pero, hay que convivir con ello, y para eso, nos necesitamos todos, los de un bando y los de otro porque, nadie dijo que fuera fácil, verdad ?

El Séneca

1 comentario:

Jean Bedel dijo...

El proceso será cualquier cosa menos facil. Va a costar mucho y está por ver si saldrá adelante. Pero es un comienzo.